Con orquesta incluida despiden a Lalo Rodríguez en funeraria

Compartir esto

Desató una fiesta Lalo Rodríguez con su música y en su despedida: decenas de personas llegaron hasta una funeraria de Río Piedras, donde hasta se instaló una orquesta para rendir los honores al que honores, con creces, correspondía.

El cantante nacido el 16 de mayo de 1958, y que apenas con 16 años debutó como cantante profesional con la orquesta de Eddie Palmieri en la producción “The Sun of the Latin Music” (grabación que ganó un Grammy Award), murió el pasado 13 de diciembre después de una dilatada carrera.

Ubaldo »Lalo» Rodríguez, cuyo cuerpo fue encontrado frente al edificio 54 del residencial Sabana Abajo, en Carolina, tuvo ese mismo día el homenaje de sus vecinos, que comenzaron a escuchar la música del salsero que se lanzó como solista en 1980, logrando súper éxitos como “Máximo Chamarro”, “Tristeza encantada”, “Tú no sabes querer”, “Recuerdo escolar”, “Semilla de cultura” y “Ven, devórame otra vez”, entre muchos otros.

También disfrutaron de algunos de sus éxitos las decenas de personas que llegaron a la funeraria Erhet de Río Piedras, donde la orquesta de Simón Rivera, en compañía de las voces de Joey Hernández, Mel Martínez y Urayoán Lizardi, interpretaron las canciones «Mi ritmo llegó» (clásico grabado con la orquesta de Machito en 1977 y parte del álbum «Fireworks») y las ya mencionadas “Ven, devórame otra vez” y «Máximo Chamorro», así como un «medley» de boleros.

Hubo palabras de admiración para el artista. Por ejemplo, el pastor y cantante Alex D’Castro destacó que «a la voz, el registro y la interpretación de Lalo Rodríguez nadie se le acercaba», mientras que Rivera recordó un día de diciembre de 1987 cuando lo vio en un festival de salsa en el residencial Manuel A. Pérez «solo y en una escalera, pero cuatro meses después estaba en Salsoul (13 de abril de 1988, con su éxito «Ven, devórame otra vez»). Verlo cantando era una cosa magistral».

Mientras, Hernández, emocionado, se limitó a expresar que «uno respeta y quiere la trayectoria de los bravos. Fue el primero en ganar un Grammy cuando aún no se regalaban. Mi compromiso con él data de los 16 años. Yo lo idolatraba».

Eran los años en que Lalo Rodríguez grabó dos discos con Palmieri, de los que salieron clásicos como “Nada de ti”, “Un día bonito”, “Deseo salvaje” y “Nunca contigo”.

Luego, el artista perteneció a la orquesta de Tommy Olivencia (“Vengo del monte”) y también grabó con la orquesta de Machito (“Mi ritmo llegó”). Es un clásico su éxito “Alianza de generales”, que grabó con la Puerto Rico All Stars en 1978.

Se lanzó como solista en 1980 logrando súper éxitos como “Máximo Chamarro”, “Tristeza encantada”, “Tú no sabes querer”, “Recuerdo escolar”, “Semilla de cultura” y “Ven, devórame otra vez”.

Por la noche de hoy se espera una presentación especial de la Fabulosa Orquesta de Lalo Rodríguez, con un cantante sorpresa que interpretará sus éxitos.

Noticel

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *