Palabras del alma de Domingo Quiñones

Compartir esto

Existe un viejo dicho popular que dice: ‘Nadie sabe lo que hay en la olla, más que la cuchara que la menea’. Por lo que a veces, no es conveniente hacer comentarios u opinar sobre situaciones que experimentan otras personas, cuando no son propiamente vividas. Sin embargo, cuando se tiene la experiencia de vivir o pasar por esas duras experiencias, se puede ser más razonable de entender lo que a veces, es difícil comprender. Todo esto parece un trabalenguas, pero así, es de complicado todo este asunto. Situaciones y sucesos que hasta cierto punto son difíciles de asimilar.

El cantante Domingo Quiñones publicó en su cuenta de Facebook unas emotivas palabras –donde se percibe claramente su dolor- sobre la dura noticia de la partida física de Lalo Rodríguez y las duras situaciones que vivió ‘El Canario de Carolina’. Expone su sentir desde el punto claro está, de haber pasado por senderos tormentosos y duras batallas.

En el escrito, Domingo expresó que cuando se enteró de la noticia, perdió por varias horas la voz y señaló: “Tuve que esperar hasta hoy, para expresar mi sentir referente a la muerte de quien verdaderamente es y será para mí y para todos los que conocen lo que significa un fenómeno y su lamentable partida (Ubaldo Lalo Rodríguez)”.

De igual manera, el cantante de temas como ‘Se necesita un milagro’ y ‘No voy a dejarte ir’ destacó que “Lalo fue mi amigo, pero por diferencias que surgieron en nuestros estilos de vida desde el año 2000; una línea de pensamientos y conductas, creó un distanciamiento entre Lalo y mi persona. Pero mi admiración, mi gratitud y basándome en todo lo que él era como genio, compositor, cantante, usted tenga decir, no me hace dudar en absoluto Lalo fue el más grande en todo dentro de lo que abarca el arte de la canción…”

El salsero continuó desahogándose y expresando palabras de elogio sobre el fallecido y desde sus propia experiencia, el cantante recordó y dijo: “Desde el ‘Duelo al anochecer’ –un evento musical de competencia de soneos entre diversos cantantes de salsa- siento que nuestra amistad se vio más afectada que nunca. Tenemos que aceptar aun aquellos quienes han aprovechado su tiempo y entre luces, humo, producción y multinacionales, gritemos a una sola voz; como Lalo y su calibre de cantar no habrá (otro). Todos los que hemos salido de esas garras – y aun los ignorantes que ante mí lo criticaron – tienen que admitir dentro de su hipocresía e ignorancia, ya que todo lo que se comentaba sobre este hombre, nunca lograron entender que Lalo tuvo una enfermedad.

Quiñones detalló una lista de nombres –donde se incluyó- que vivieron por las mismas dificultades de Lalo con lo que él llamó “una enfermedad” e insistió que “fuimos acechados por el mismo demonio”. Continuó en su escrito que “Lalo sufrió solo y al final murió solo. Un conocedor de la Palabra de Dios como pocos. En resumen, lo que quiero decir es que veo tantos artistas poniendo fotos de ellos junto a Lalo… Recuerden, los amigos muestran su abrazo y ayuda en vida, no luego de su partida…”

Domingo se expresó de corazón. Cada palabra se percibió sincera y nacida del alma; con la convicción en la mano, por su propia experiencia. Que viva la música de Lalo Rodríguez; y que descanse en paz.

Fundación Nacional para la Cultura Popular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *