Gilberto Santa Rosa admiró y respetó a Cano Estremera, aunque los creyeran rivales

Compartir esto

Los creyeron rivales, pero entre ellos siempre hubo respeto y hasta complicidad, tanto que conversaban sobre el afán de los seguidores por la presunta discordia.

Hoy, al darse a conocer la muerte del llamado “Dueño del Soneo”, su colega Gilberto Santa Rosa no tiene más que palabras de admiración y gratos recuerdos desde las tarimas y fueras de estas.

“La gente por mucho tiempo pensó que nosotros éramos rivales y cosas de esas, pero nosotros teníamos comunicación y diría que se estrechó más la relación después que le hicieron el trasplante”, reaccionó esta tarde Santa Rosa. Recordó una ocasión en que coincidieron en un viaje en Puerto Rico y Colombia, y en una escala de la ruta, se sentaron a tomar café y a conversar y las personas los miraban con asombro. “Como qué hacen estos dos aquí, como si estuvieran viendo a Charlie (Delgado) y a (Pedro) Pierluisi dándose un café”, rememoró.

Gilbertito conoció a Cano en su infancia. “El Cano era del caserío Las Casas, como mi familia, y lo primero que oí cantar a Cano fue plena con los Pleneros del caserío Las Casas que, eventualmente, se convirtieron en Los Pleneros del Quinto Olivo”, contó.

Con el tiempo, comenzaron a coincidir en las tarimas, cada uno con las orquestas en las que cantaban, hasta que, por separado, emprendieron como solistas.

Como compañero en el género de la salsa, destacó su ingenio y habilidad para improvisar.

“Él hacía cosas muy rápidas. Él decidió desarrollar un estilo muy controversial, porque para la época aquello era un escándalo; cada vez que el Cano Estremera decía las cosas que se le ocurrían, todo el mundo se ponía colorao’, que eso hoy en día es nada, pero en aquel tiempo le causó sus controversias y problemas, porque no todo el mundo estaba listo para eso. Pero él tenía eso, la improvisación muy rápida, y también era un tipo muy musical. El Cano tenía un recurso musical, un oído, y a veces hacía unas cosas armónicamente hablando que uno decía, ‘Wow, de dónde salió este muchacho’. Además de que tenía un voz muy bonita”, resaltó Gilbertito.

Víctor Manuelle se despide del Cano

El siempre “Sonero de la Juventud”, Víctor Manuelle, expresó sus condolencias por el fallecimiento de Cano Estremera, a quien le llegó a hacer coros.

“Se nos fue un Sonero y defensor del género, con un estilo controversial, divertido, creativo y melodioso. Tuve la oportunidad de hacerle coro en el año 1989 y de ahí en adelante, cientos de anécdotas y una amistad genuina. Siempre te recordaremos. Te espera la rumba en el cielo”, publicó el cantante en sus redes sociales.

Consternado Bobby Valentín

El tiempo en que Cano Estremera, entre el 1978 y 1984, cantó frente a la orquesta de Bobby Valentín fue una de la etapas de gran gloria para ambos. Éxitos salseros como “La boda de ella”, “Manuel García”, “El muñeco de la ciudad”, “El caimán”, “El gato”, “Awilda” e “Ingratitudes”, fueron producto de esa época y ahora quedan en la memoria musical de sus seguidores.

La noticia del fallecimiento del sonero dejó al músico sin palabras.

“La noticia de tu partida Cano Estremera me ha dejado en Shock! No tengo palabras para expresar lo que siento porque estaba confiado en Dios que durarías muchos años más; pero la voluntad de Nuestro Señor fue otra. En nombre mío y de mi familia le pido a Dios Fortaleza y Consuelo en estos momentos de dolor para Yamira Arce y toda la Familia Estremera”, compartió Valentín en Facebook.

Cano Estremera falleció cerca de las 2:00 p.m. de hoy en un hospital de la Isla por complicaciones de salud, no relacionadas al COVID-19, según se informó. Tenía 62 años.

Hace cerca de dos años se le realizó un trasplante de pulmones, y como secuela de ese proceso, no volvió a caminar.

Rosalina Marrero-Rodríguez

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *