Los Van Van y Martí: Dicha grande

Compartir esto

Con idea, coordinación y concepto musical de Israel Rojas, el nuevo proyecto tuvo como premisa acercarse a Martí, pero no desde la musicalización per se, sino que el único requisito –por así definirlo– o hilo temático, sería el de tomar una frase, palabra o leit motiv de cualquier obra o pensamiento del Apóstol.

En el año 2014, la Sociedad Cultural José Martí y la Egrem sacaban a la luz un CD/DVD que, con toda intencionalidad y un exquisito trabajo musical, marcaría un nuevo rumbo en cuanto a la recontextualización, hoy, del pensamiento martiano. Con idea, coordinación y concepto musical de Israel Rojas, el nuevo proyecto tuvo como premisa acercarse a Martí, pero no desde la musicalización per se, sino que el único requisito –por así definirlo– o hilo temático, sería el de tomar una frase, palabra o leit motiv de cualquier obra o pensamiento del Apóstol. Así nace Motivos Martianos, donde la variedad musical y estilística lograda por Israel y los demás involucrados, constituyó una novedad a todas luces palpable.

El CD fue conformado por 13 temas, en los que se logra mostrar un variopinto panorama sonoro que, para muchos, es aún desconocido, mientras que el DVD solo incluyó cinco temas del disco, lamentablemente. Debido a eso solo pudo promocionarse una parte, donde el mayor protagonismo, sin duda alguna, fue Me dicen Cuba, tema de Alexander Abreu y Habana D´ Primera, con videoclip dirigido por Pablo Massip, quien asumiría varias realizaciones dentro del proyecto.

Ahora bien, por razones de equilibrio musical, el disco también tuvo otras importantes obras que merecieron –y merecen– mejor difusión, más allá de un videoclip, lo cual no le resta importancia al proyecto o a un tema en específico, factor que debe sopesarse para una armoniosa comunión de tanto esfuerzo y talento reunidos. Dentro de esas joyas que también anida Motivos…, y que permanece aún oculta, está el tema Dicha grande, compuesto por Juan Formell e Israel Rojas, e interpretado por Los Van Van, inspirado en lo escrito por Martí cuando desembarca en Cuba por Playita de Cajobabo: «Arribamos a una playa de piedras, la playita al pie del Cajobabo, me quedo en el bote el último vaciándolo. Salto. Dicha grande».

Dentro de lo cabalístico y caprichoso de la historia, encontraremos tal vez la única referencia directa de Formell a una cita martiana, en una canción dedicada precisamente al Maestro. Como énfasis, o quizás como declaración pública y compromiso de su admiración hacia Martí, es Formell quien interpreta dicho tema para asumir así, con su grandeza y talento, el reto histórico de dejarnos su voz en la –tal vez última– colaboración discográfica y grabación, pues lamentablemente fallece en mayo de 2014, el mismo año que este disco nace.

En Dicha grande se reinterpreta a Martí con un texto hermoso que comienza diciendo: «Tengo al frente mi tierra, mi gente, mi niñez, mi verdad, mis dolores, mi raíz, mi razón, mis esencias: Cuba entera de mis amores».   El texto continúa con la complicidad del lenguaje musical propio de la orquesta, sin renunciar a la cadencia conocida de los Van Van, gracias al arreglo concebido por Formell, quien, además, invita al guitarrista Dairon Lobaina, de Buena Fe (lamentablemente fallecido poco tiempo después). La sonoridad que logra es muy agradable para Juan, que ya había tenido semejante experiencia junto a Elmer Ferrer en varias colaboraciones anteriores de la orquesta.

Valdría la pena revisitar y visibilizar el disco, y divulgar las demás canciones contenidas en él, especialmente esta de los Van Van, legado tan preciado de un grande como Formell hacia Martí y, tal vez, sería valioso acompañar el tema por un audiovisual, como homenaje sincero y de profunda actualidad humana y musical.

Granma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *