Luis «Perico» Ortiz en nuevo comienzo

Compartir esto

Con una trayectoria sin igual en los géneros de la salsa, el jazz, el pop, el bolero y su experiencia sinfónica bajo la dirección del maestro Pablo Casals, el reputado músico, compositor, arreglista, educador, director y productor Luis “Perico” Ortiz, se lanza por vez primera a ofrecer un concierto virtual, titulado Un nuevo comienzo, este próximo 6 de enero a las 8:00 p.m., a través de smartpeoplecorp.com/perico71, a nivel mundial.

Estará acompañado de la trovadora Victoria Sanabria, la cantante dominicana Katherine “Pirou” Pérez y de los celebrados cantantes Tito Nieves y Tony Vega, y una orquesta de 15 músicos virtuosos por donde recorrerá nuevamente la salsa, el latin jazz, el bolero tradicional y la música navideña.

“He podido trabajar bastante el nuevo idioma de la industria a distancia, por donde ofrezco una vez al mes un conversatorio por todo el mundo, de cuatro horas más bien para crear herramientas para trompetistas, compositores, empresarios y sicología de la música. Con más de 50 años en la producción, por primera vez la hago a nivel virtual porque todo el tiempo del universo he sido un ser creativo. Ahora estoy al frente de mi empresa, con mis giras y con el buen aplauso de mi nombre, regreso a Latinoamérica con Un nuevo comienzo”, expresó el maestro Perico Ortiz.

Achaca el músico que la pandemia le ha quitado privilegios y libertades, por lo cual le ha obligado a reinventarse y, sobre todo, a elevarse en una nueva oportunidad en su carrera como protagonista.

“Me siento bien y me encuentro entusiasmado por el apoyo internacional desde Japón, Europa y Centroamérica. Quería hacer un nuevo concierto de jazz con amigos, llamado Inquietudes. Pero tengo este concierto de gente tan brillante con elementos del jazz latino, el bolero, el medio sinfónico con la presencia de las cuerdas y la salsa tradicional. Llamo a Victoria y nuestra amistad es incondicional. Entre ambos escribimos el número que da el título al concierto, de ahí salieron los seis y el tema de la salsa navideña. Todo dura como una hora y media y tiene tantos colores, ¡y ya, se acabó! No te vas a aburrir”, puntualizó el artista.

“Tony y Tito se criaron oyéndome como diez años más para atrás, y más que amistad está el respeto que he provocado con la música, con conversatorios con ellos. Voy a hacer el sexteto de jazz y tengo un chachachá y dije que lo iba a hacer instrumental. Entonces Tito me dijo que podía hacer la letra y contó con mi apoyo absoluto. A Tony de corazón abierto le hago el comentario del concierto y me contestó: ‘¡No, no, no, no, yo tengo que estar ahí! Es un privilegio cantar lo mío’. Hasta el Señor me habla de madrugada y pienso que me falta algo de este concierto, algo muy jovial y jocoso, y eso me obligó a hacer la música de hoy a hoy”, manifestó muy alegre este creador que tantos éxitos musicales ha brindado al mundo.

Otro logro suyo, que considera una bendición en su papel como profesor, es el curso de sicología de la música. Como apunta, constituía un acercamiento a la conducta a través de los niños que han llegado a la madurez.

“Para mí es bien importante la conducta de unión a través de la música porque eso va más allá. Me siento a reflexionar y me encuentro muy bendecido por mi carrera. Es Dios el que provee esta bendición de quién soy hoy día. No lo busqué y soy administrador de esta bendición. Se trata de cómo yo voy a depender y sentirme contento con el entorno”, precisó.

Explica el maestro que, aparte de los elementos de música navideña que presenta, en su grabación virtual tiene para los melómanos La esquina del recuerdo, con fragmentos de videos de hace 30 años con el cantante Domingo Quiñones, Roberto Lugo y Rafael de Jesús, con números como Pueblo pueblo y Río Abajo.

“Ya todo se grabó virtualmente, cada cual en su estudio y después se hizo un buen libreto, y se dio la oportunidad de ser bien creativo visualmente. Se masterizó y quedó de excelencia”, dijo Ortiz.

Elvocero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *