«Aquí nadie gana ni pierde»

Compartir esto

 

Sin fecha de pago y aliviados con haber finiquitado la demanda por $50,000, concluyó el caso contra el cantante Sammy Marrero, demandado por la familia del fenecido director musical Raphy Leavitt.

La voz de Payaso fue demandado en 2016 junto a los músicos de su orquesta, por más de un $1 millón, por continuar interpretando las canciones que popularizara junto a Leavitt y La Selecta.

El licenciado litigante Peter John Porrata asumió la representación legal de Sammy Marrero y su Orquesta, en diciembre de 2019, junto al abogado Ramón Vela Córdova, especialista en derechos de autor.

“Sugerí los $50,000 y que llegáramos a un ‘happy medium’. Aquí nadie gana ni pierde. Jamás este caso iba a llegar al $1 millón porque ninguno de ellos tiene esa cantidad”, afirmó.

Sammy Marrero y su Orquesta no puede tocar las canciones de Leavitt en Puerto Rico ni Estados Unidos. Pero sí en otros países fuera de la jurisdicción estadounidense.

a familia de Leavitt retiró sus letras de Ascap en 2019, lo que significa que ninguna agrupación puede interpretarlas. En caso de que vuelvan a esta sociedad de compositores, “Sammy las puede cantar si paga los derechos de autor. Lo que pasa es que él tiene 78 años, su carrera está tronchada. Eso es lo triste de esto”.

Yomaris Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *