Lionel Richie quiere volver a grabar ‘We are the world’ por la crisis del coronavirus

Compartir esto

 

La canción We are the world, escrita por Michael Jackson y Lionel Richie, se ha convertido en un himno de esperanza que, especialmente a raíz de algunas catástrofes mundiales, ha conseguido recaudar fondos para causas solidarias de la mano muchos artistas de renombre. La hambruna sufrida en diferentes países africanos, especialmente en Etiopía, durante los años ochenta o el terremoto de Haití en 2010 son episodios que han servido para renovar esta mítica canción. Ahora con la pandemia del coronavirus uno de sus compositores, Lionel Richie, considera que es el momento idóneo para sacarla a la luz una vez más.

El cantante, de 70 años, ha hablado con la revista People desde su casa, donde sigue las recomendaciones de las autoridades de permanecer en las viviendas, al igual que el resto de la población estadounidense. “Todos estamos abatidos. La familia es clave en estos momentos. Es un calmante”, ha confesado. Pero el artista destaca la importancia de ayudar, no solo en su país, sino en el resto del mundo: “Lo que sucedió en China, en Europa, vino aquí. Entonces si no salvamos a nuestros hermanos allí, volverá a casa. Somos todos nosotros. Todos estamos juntos en esto”.

Cuando comenzó la pandemia de la Covid-19 y su rápida propagación, Richie pensó en componer una canción de ánimo para estos tiempos difíciles. Sin embargo, las ideas y el concepto de We are the world se repetían en sus fallidos intentos por crear un nuevo tema: “Cada vez que intento escribir otro mensaje, escribo esas mismas palabras”. Además, estos últimos acontecimientos han coincido con el 35 aniversario de la canción que produjo Quincy Jones, que se publicó el 7 de marzo de 1985 a través de la discográfica Columbia Records, que actualmente pertenece a Sony Music Entertainment. “Hace dos semanas hablamos de que no queríamos hacer más (en torno al tema) porque no es el momento de promocionar el aniversario. Pero el mensaje es muy claro”, reconoce el cantante.

En caso de que la idea de Richie saliera adelante, un factor importante a tener en cuenta es cómo organizar a los cantantes, músicos, técnicos y productores que, por las recomendaciones de aislamiento en Estados Unidos, es prácticamente imposible que se reúnan. Algo a lo que el actor y cantautor sigue dándole vueltas para hacer realidad sus intenciones.

La última vez que Richie consiguió agrupar a tantos artistas fue en 2010, tras el terremoto de Haití que se cobró unas 300.000 víctimas mortales y supuso la mayor movilización nunca vista de la cooperación internacional. Junto a Quincy Jones, el cantante consiguió presentar una versión modernizada del tema con la ayuda de Will.i.am, Kanye West y Wyclef Jean. Celine Dion, Justin Bieber, Miley Cyrus, Usher, Jennifer Hudson, Tony Bennett, Barbra Streisand, Adam Levine y Fergie fueron algunos de los más de ochenta artistas que prestaron sus voces o sus dotes para tocar instrumentos. También estuvieron presentes artistas latinos como Carlos Santana, tocando la guitarra, y Enrique Iglesias. De hecho, se produjo otra versión en español, Somos el mundo, a cargo de Gloria Estefan y su marido, el productor y músico Emilio Estefan. En ella colaboraron Ricky Martin, Juanes, Luis Miguel, Thalía, Chayanne y Luis Fonsi, entre otros. Hubo además intérpretes españoles como Alejandro Sanz, José Luis Perales, Natalia Jiménez, David Bisbal, Julio Iglesias y Raphael.

Incluso actores de los musicales de Broadway grabaron We are the world hace dos años. Pero, sin duda, la versión más conocida es la de 1985, cuya cara más visible fue Michael Jackson, fallecido en junio de 2009. “Surgió cuando Michael y yo estábamos allí sentados hablando. Dijimos: ‘Estoy salvando mi vida’ o ‘Estamos salvando nuestras vidas’. ‘Somos el mundo’ es la afirmación que quisimos hacer», ha explicado Richie. Cyndi Lauper, Tina Turner, Stevie Wonder, Bob Dylan, Phil Collins y Stevie Wonder fueron algunos de los artistas que colaboraron en esta primera iniciativa. Pero quien más destacó fue el propio Jackson, cuya grabación se recuperó para incluirla 25 años después en la edición destinada a recaudar fondos para Haití. Aquella primera versión logró vender más de 20 millones de copias y Lionel Richie quiere recuperar ese éxito y ese fin solidario con la crisis del coronavirus.

El Pais

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *