Lalo Rodriguez Una voz con historia

Compartir esto

 

La grabación de un nuevo disco, la redacción de sus memorias y su regreso a Puerto Rico, marcan el 45 aniversario artístico de Lalo Rodríguez.

“Considero que he hecho una gran aportación a nuestra música, tanto en la parte vocal como en la parte de composición. Faltan muchas cosas por hacer y estoy pensando escribir la historia de mi vida, no meramente para me vean como un ejemplo, sino que puedo ser un espejo para muchas personas. Aparte de mi profesión, como individuo, suceden muchas cosas por seguir unos patrones de conducta que uno asume hasta esperar las consecuencias. Me he fijado una meta y es que no voy a terminar mi vida en desgracia”, declaró Rodríguez en entrevista  abierta sinceridad.

Sus memorias podrían titularse Lalo Rodríguez: Una vida accidentada, una vida de éxitos.

La voz de Ven, y Devórame otra vez, quien reside en Orlando, Florida, afina su mudanza a Puerto Rico y el traslado de su sede artística a su natal pueblo de Carolina.

Además, da forma a su nuevo álbum, con “11 temas de los cuales nueve son míos completos y dos boleros que comparto la letra con Nelson Jaime y Randy Vázquez. Le escribí una canción a Dios, Necesito de ti, una salsa bien diferente. Tengo otra canción, Injusticia, sobre el abuso físico y sexual contra los niños; y una que dedico a Juan, el buen policía. Tengo un temita para mi patria, un canto de los boricuas que vivimos fuera para los patriotas de acá, expresándoles lo que sentimos de la isla. Lo que quiero hacer es un puente de sentimiento y el deseo de estar juntos. Estoy preparándome para estar aquí, calentar esta plaza y hacer residencia. Quiero ser muy selectivo con mis viajes internacionales y estar en Carolina donde me crié”, contó.

El intérprete se inició muy joven artísticamente, debutando en la adolescencia como cantante y compositor con la orquesta del maestro Eddie Palmieri.

“A los 16 años, me toca irme para Nueva York, con la condición de que mi papá fuera conmigo. Llegué y a la semana, nos metimos a ensayar con la orquesta completa. Después tuvimos un segundo ensayo en esa semana, y nos metimos al estudio. Apenas Palmieri me había copiado los temas, me llevé una casetera de los 70, se me grabaron los ensayos, le daba pa’ lante y pa’ tras buscando meterme en los números. Las sesiones eran de 7:00 de la noche hasta las 9:00 de la mañana, en el estudio de Jimi Hendrix. En una de esas veces haciendo el número Nada de ti, se apareció don Ismael Rivera, ese patriarca de la música en todos los sentidos. Se sentó al lado mío, me dijo que me pusiera el audífono y que arrancara a cantar. Me dijo: ‘Si veo que puedes hacer algo que se pueda mejorar, te paro. Así que, ¡tira pa’ lante!’ Empecé a cantar y sonear y salió fluido. No me tuvo que parar. Lo más grande que había, existirá y no habrá nada igual, fue Ismael Rivera”, recordó Rodríguez.

Rivera le dijo a su padre que se fuera a Puerto Rico, que él cuidaría de Lalo. En el 1975 estuvo con Tommy Olivencia y con Machito al año siguiente. Este último, venía de la época del mambo, mientras Maelo, como lo describe su pupilo, era más de salsa, bomba y plena. Lo más increíble de esta jornada, fue que todos confiaron en sus letras e incluían sus composiciones en sus grabaciones.

En Día Nacional de la Zalsa

Esa trayectoria la celebrará de cierta manera en el 37 Día Nacional de la Zalsa, a celebrarse el domingo, 8 de marzo, en el Estadio Hiram Bithorn, en Hato Rey.

Oscar D’Leon, Eddie Palmieri, India, Tito Rojas, La Sonora Ponceña, Ray de la Paz, Ismael Miranda y Tony Vega, forman parte de la oferta, bajo la dirección del maestro Louis García, quien dirigirá la Orquesta del Día Nacional.

“En estos 45 años en la música, este año esperamos que el Día Nacional de la Zalsa rompa todos los récords. Tengo una canción, Este destino nuestro, que le comenté a La India para ver si estaba interesada. Es la historia de una pareja, y en un momento determinado sale el varón de la pieza cantándole y la hembra le contesta. ¡Vamos a ver qué sucede!”, reveló.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *