David Kada: “Valoro las experiencias y he aprendido a manejar las deudas”

Compartir esto

 

Al  joven salsero David Kada le ha tocado vivir una tragedia monetaria desde que decidió asociarse para dar a conocer su carrera artística. Demandas millonarias y hasta impedimento del uso de su propio nombre fueron parte de los obstáculos que enfrentó el artista. En dos oportunidades Carlos David Amparo, su nombre de pila, ha tenido que lidiar con sus acreedores y saldar cuentas que, a principio de este año, este dijo ascendía a 11 millones de pesos fruto de acuerdos con empresas que manejaron su carrera. Pero según revela  ya ha saldado bastante dinero y solo debe unos cuatro millones de pesos.

“Aprendí la lección. Yo llegué muy nuevo a este negocio y trabajé para saldar deudas fruto de la inversión que hacían en mí, de la cual con mi talento no obtenía ningún beneficio. Ahora estoy trabajando con lo mío, mi esposa es mi manager y pagando todo lo que dicen que debo. He preferido pagar y aprender de estas experiencias”, expuso el salsero.

Kada lanza, hoy lunes, su primer sencillo “El amor de su vida”, del nuevo álbum que graba “Así tenía que ser”.

Casos lamentables

Hechos sangrientos, suicidios, asesinatos, escándalos internacionales y controversias sin precedentes han protagonizado las figuras del entretenimiento dominicano, producto de deudas y déficits monetarios.

Situaciones muy tristes y lamentables como la muerte del humorista y el libretista Milton Peláez, acaecida en el 2006, que conmocionó al pueblo y que dejó un sabor muy amargo al conocer las razones y las circunstancias, que un artista de la talla de Peláez, falleciera fruto de un conflicto por causa de una deuda monetaria.

El parte policial cuenta que el humorista se trasladó al sector del Gazcue, a la casa de su amigo Plutarco Ernesto González a cobrar un dinero que este le debía, luego de una acalorada discusión González le disparó provocándole la muerte.

Milton fue uno de los hombres más cultos con que contaba el arte dominicano,

Otro que perdió la vida por una difícil situación económica fue ex el mánager del cantante Omega, Juan de la Cruz, conocido como Papi Juan, quien se suicidó en mayo 2018 al no saber manejar la depresión que le provocó una deuda que no pudo saldar. Papi Juan incendió su vivienda y se causó heridas punzantes en el pecho. Su fallecimiento se dio un día después del incendio y murió al sufrir quemaduras de tercer grado.

René Fiallo

Uno de los escándalos más sonados de la farándula dominicana fue el conflicto en el que se vieron envueltos René Fiallo, que para la época era uno de los más importantes dealers de vehículos en el país y el humorista Milton Peláez. En 1994 Peláez demandó a Fiallo, por abuso de confianza, falsificación de documentos y una deuda de 11 millones de pesos. Por el caso René guardó un año de prisión preventiva en la cárcel de Najayo.

Arjona y Saymon

Si de deuda famosa se trata una que abarcó la prensa internacional es la que el cantautor guatemalteco Ricardo Arjona tiene, aún, con el empresario dominicano Saymon Díaz.

En febrero del 2018, luego de Arjona presentar su concierto “Circo y Soledad”, en el estadio Quisqueya de la capital dominicana, Saymon llegó hasta el lugar con una orden judicial, agentes militares y personal civil embargaron la escenografía del artista, por una alegada deuda de 75 mil dólares que tiene el guatemalteco con el empresario dominicano.

A la fecha, dos años después, la escenografía de Arjona se encuentra embargada, y hasta el momento, el intérprete de “Señora de las 4 décadas” no le ha pagado un centavo a Saymon.

El Torito deja a Los Toros

En el 2006 y luego de 15 años de trabajo Héctor Acosta, El Torito, decidió separarse de sus socios y manejadores los hermanos Juan Pablo y Gerardo Díaz.

El Torito dejaba atrás a Los Toros Band y a la empresa que manejaba la agrupación, de la que supuestamente era dueño de un 33 % de las acciones, pero de la que nunca vio dinero ni por concepto de las giras ni por la venta de sus discos, así se relata en las informaciones publicadas para la época.

Se supo que el merenguero tuvo que pagarle a Juan Pablo 15 millones de pesos, quien exigía un millón de dólares. El merenguero en embarcó en una deuda millonaria para pagarle a los hermanos Díaz.

Omega “El Fuerte”

Omega, El Fuerte tiene en su historia un rosario de demandas por incumplimiento de contratos, inclusive ha teniendo que guardar prisión, le llegaron a incautar un vehículo y tuvo que pagar cuantiosa sumas de dinero.

Uno de los casos sucedió en Santiago cuando Antonio Peter de la Rosa (su nombre real) se negaba a pagar la fianza de tres millones de pesos, en el proceso judicial que se le seguía luego de ser demandado por el empresario Edwin Liriano, por trabajo pagado y no realizado, pero luego decidió pagarle amenizándole once fiestas.

También fue objeto de un embargo por parte de Karim Abud Nabaa debido a una deuda de 96 mil pesos por la compra de Jet Pack (Propulsor) que usó para “volar” en su actuación en el Festival de Música Latina.

También en otra oportunidad la empresa Quepe Tours notificó mediante acto de alguacil al merenguero para que devolviera 200 mil pesos de avance para el evento, al que el artista no asistió.

TULILE

Depresivo.

El 2013 será un año marcado en rojo para el merenguero de calle Tulile quien tuvo que ver como las noticias en relación a su carrera no tenían nada que ver con la música, sino con su estado depresivo y demanda de los músicos.

Una deuda de 5 millones de pesos provocó en José Manuel Rivera, conocido artísticamente como Tulile, una depresión por la que tuvo que ser tratado en manos de profesionales.

Este cuadro depresivo le surgió a Tulile producto del deseo que tenía por regresar a la República Dominicana, pero un conflicto con varios de sus músicos que reclamaban sus prestaciones laborales, las cuales ascendían a casi cinco millones de pesos, le impidió su regreso.

Ynmaculada Cruz Hierro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *